Si has estado en la cocina y tu ropa ha cogido el olor de la comida que has preparado, o has estado con fumadores y tu ropa huele a tabaco, o si bien, la has metido en el armario hace años y no huele como previamente, hay ciertos trucos infalibles para que vuelvan a oler bien.

En muchas situaciones, deseamos recobrar varias prendas de ropa, abrigos, o jerseys que teníamos olvidados en el fondo de nuestros propios armarios. Una vez fuera te provees cuenta de que no huelen como esperamos, por esto, hay ciertos trucos bastante fiables que puedes hacer para que tu ropa huela bien, como si estuviera recién lavada, y eludir además que se pierda su calidad.

Te mostramos en seguida aquellos trucos simples de aseo para que los pongas en ejerce y recuperes el buen olor a la ropa recién lavada.

20 Forma de quitar el mar olor a la ropa:

1. Vapor y vinagre

Uno de los trucos más eficaces es la utilización del vapor y del vinagre. El procedimiento es bastante sencillo, sólo tienes que abrir el grifo del agua caliente y cerrar la puerta del baño. Debes colgar la prenda de ropa en una percha y colocarla alrededor de la ducha. Abajo de la prenda debes situar un cubo de agua caliente con un óptimo chorro de vinagre. Déjalo a lo largo de un momento, alrededor de una media hora, y verás como el mal olor de esta prenda de ropa ha desaparecido por completo.

2. Chaqueta y abrigos con amoniaco

El amoniaco es un producto que además tenemos la posibilidad de usar para quitarle el mal olor a la ropa. El amoniaco, a parte de tener un montón de usos para el aseo del hogar, además lo tenemos la posibilidad de usar para borrar el olor a comida o tabaco. Este sencillo truco se basa en cepillar bien el abrigo y luego humedecer bien un paño con un litro con agua y 5 cucharadas de amoniaco, Pasa bien el paño por toda la prenda y de esta forma lo limpiarás en seco. Una vez limpio, déjalo secar alrededor de una fuente de viento y notarás como el abrigo ya no posee dichos olores.

3. Vaqueros en el congelador

Un truco para lograr quitarle a los vaqueros el mal olor es doblarlos bien y meterlos en el congelador. Déjalos unos 40-45 min, una vez que haya pasado este tiempo sacarlos para que les del viento y comprobarás como el mal olor desaparece con este truco sencillo.

4. Colchones y mantas con bicarbonato de sodio

Para lograr limpiar los colchones, las mantas y los edredones hay un truco para hacer una limpieza en seco que eliminará los olores y parecerá que permanecen recién lavados. El procedimiento se apoya en vertir unas cucharadas de bicarbonato por las regiones del colchón que huela mal, déjalo actuar a lo largo de una hora alrededor de y verás como han desaparecido los malos olores.

ELIMINA EL MAL OLOR DE TU ROPA SIN LAVARLA

5. CUELGA LAS PRENDAS DE ROPA

El punto más básico e indispensable para tratar los malos olores de la ropa es colgarla para que se airee. Es posible que los malos olores desaparezcan en un solo día; sin embargo, los olores más persistentes y arraigados al tejido pueden tardar días en acabar de ventilarse.

6. LAS TOALLITAS DE SECADO

Las toallitas de secado tienen muchos usos, entre ellos, conseguir que la ropa mantenga un buen olor y quede mucho más fresca y menos arrugada al pasar por la secadora. También sirven para quitar los malos olores que perseveran en nuestra colada. Para usarlas, colócalas entre las prendas para que absorban lo máximo posible el olor a sucio o húmedo.

7. USA PAPEL DE PERIÓDICO

Sí, lo has leído bien: aunque parezca difícil de creer, el papel de periódico también puede ayudarte a quitar el mal olor de tu ropa. ¿Cuántas veces lo has usado para proteger de líquidos alguna superficie? Eso es porque sus características lo hacen muy absorbente. Atrapará sin duda los malos olores de tus prendas de ropa fácilmente.

Los expertos recomiendan dejar un papel de periódico enrollado e introducido bajo la ropa, déjalo reposar entre 4 y 8 horas. Para asegurarte de su efectividad, puedes dejarlo toda la noche. Además, también te ayudará con los zapatos húmedos o mojados, pues el papel absorberá los olores a humedad que se puedan generar.

8. EL VAPOR DE LA DUCHA

Aprovecha el vapor que se produce en el baño mientras te das una ducha caliente y cuelga la ropa dentro. El vapor hace que las fibras del tejido se relajen y liberen el mal olor.

9. EL VODKA

Aunque sea difícil de creer, alcoholes como el vodka pueden eliminar el mal olor de todo tipo de tejido. Una de sus ventajas es que el alcohol, al evaporarse, atrapa los malos olores de la prenda, y se los lleva consigo.

Para hacerlo tan solo debes rociar la prenda con un difusor o spray y dejar que se airee durante un tiempo antes de guardarla en el armario o incluso ponértela.

10. CONGELADOR

Si introduces tus prendas dentro de tu congelador, el frío acabará matando las bacterias encargadas de generar el mal olor. Dobla la prenda con cuidado y métela en una bolsa hermética. Después, colócala en el congelador durante 45 o 50 minutos. Saca la prenda del congelador y cuélgala para que, con el aire fresco, terminen de eliminarse los microorganismos que generan el mal olor.

11. BICARBONATO DE SODIO

Limpiar con bicarbonato de sodio es un truco infalible para el cuidado del hogar, convirtiéndose así en uno de los hábitos por excelencia para los distintos fines y labores de limpieza. Entre sus cualidades es reconocido también por su capacidad absorbente en cuanto a olores: espolvoréalo sobre la prenda o bien sobre la zona afectada (como las axilas o la espalda) y déjalo actuar. Déjalo reposar, cuanto más tiempo mejor, y después sacude la prenda de ropa, ¡y verás que el mal olor ha desaparecido!

12. VINAGRE BLANCO

Si estás pensando en cómo organizar la limpieza de la casa, empieza por hacer una lista de los productos que vas a usar, entre los cuales seguro que figura uno muy común desde hace años: el vinagre blanco. Seguramente, tus abuelos ya sabían que limpiar con vinagre también sirve para atrapar malos olores en los tejidos. No obstante, si no quieres que en la ropa se quede un ligero olor a vinagre blanco, que a veces puede llegar a ser un poco desagradable, aplícalo mezclado con unas gotitas de aceite esencial.

young woman holding and showing dirty clothes

Igual que en el caso del vodka, deja que la prenda se airee por dentro y por fuera durante un día más o menos antes de guardarla en el armario o volver a usarla.

13. ZUMO DE LIMÓN

¿No tienes vodka o vinagre blanco en casa? Prueba a mezclar una cucharada de zumo de limón por taza de agua en una botella de spray y rocía tus prendas. Al igual que en los anteriores casos, si el olor proviene solo de una zona (como las axilas) de la prenda, intenta rociar solo esa parte.

14. ARENA PARA GATOS

La arena para los gatos podemos aprovecharla y usarla para este fin, sobre todo cuando cambiamos de estación y sacamos la ropa del armario. Si al sacarlas notas un olor a humedad, mantén una bolsa abierta en el armario para desodorizar y eliminar la humedad de su interior.

15. POSOS DEL CAFÉ

Al igual que el método de la arena para gatos, los posos de café absorben los olores ambientales. Para quitarlos de tus prendas de ropa, llena un recipiente con posos de café, previamente secos, y déjalas reposar toda la noche.

¡Por la mañana tu prenda olerá mucho mejor! Pero ten cuidado: los posos de café dejan buenas manchas y podrían estropear tu camisa favorita irremediablemente.

16. SECADORA

Igual que puedes congelar tus prendas para terminar con las bacterias, también puedes matar los gérmenes sometiéndolos a altas temperaturas en la secadora. Introduce las prendas afectadas secas en este electrodoméstico a alta temperatura. Solo deben estar entre 10 y 15 minutos, y ya habrá terminado con todos las bacterias y malos olores posibles.

17. SPRAY DESODORANTE

A veces no tenemos tantas opciones a mano porque estamos de viaje o fuera de casa: en estos casos, utiliza un spray refrescante para tejidos, con el objetivo de neutralizar los olores y conseguir que la ropa huela bien de una vez por todas.

young woman holding and showing dirty clothes

También puedes probar una versión más casera: añade 16 gotas de hamamelis o entre 10 y 14 gotas de tu aceite esencial favorito. Rocía esta mezcla sobre las prendas afectadas y déjalo reposar.

18. CARBÓN VEGETAL

El carbón vegetal forma parte de la composición de muchos eliminadores de olores químicos, ya que los olores se unen al carbón vegetal y este los elimina. Así, coloca algunas briquetas de carbón en el fondo de una bolsa y añade la ropa encima. Luego ciérrala bien y déjala reposar toda la noche. ¡Ya verás como a la mañana siguiente el olor de tus prendas ha mejorado! También puedes colocar briquetas en los zapatos para eliminar los malos olores que generan los pies.

19. AMONÍACO

Si quieres poner fin al mal olor de una vez por todas, te recomendamos que apliques una mezcla entre amoníaco y agua caliente. ¿Cómo? Cepilla bien la prenda y con la ayuda de un trapo húmedo distribuye bien toda la mezcla. Truco: no te excedas al usar este producto. Con unas tres cucharitas de este compuesto bastará.

20. BOLSITAS DE LAVANDA NATURAL

Una de las plantas aromáticas por excelencia que ayuda a acabar con los malos olores es sin duda la lavanda. Por eso, una forma de prevenir el olor a tufillo de la ropa puede ser colocar junto a las prendas unas bolsitas de tela que contengan jabones, perlas suavizantes o lavanda seca que actuarán como ambientadores naturales.

CÓMO HACER QUE TUS TOALLAS HUELAN BIEN

Incluso las mejores toallas de bañono solo tienden a ensuciarse con mucha facilidad, sino que también, al estar expuestas al agua, suelen acumular humedad con mayor facilidad. Si te preocupa el desagradable olor de tus toallas, echa un vistazo a nuestros trucos sobre cómo lavar las toallas para que queden suaves.

PREVENIR ANTES QUE CURAR

La mejor forma de evitar que las toallas de baño huelan mal tiene que ver con algo tan sencillo como quitar el olor a humedad. Para ello, es indispensable secarlas lo antes posible tras cada uso y tenderlas al sol o en un radiador eléctrico. Sobre todo, evita repetir de toalla varias veces sin secarla entre cada uso.

ELIMINA EL MAL OLOR

Si aun así no has podido evitar que las toallas huelan a humedad, debes tomar otra serie de medidas. No pongas una toalla que huele a húmedo en el cubo de la ropa sucia, pues el mal olor acabará por esparcirse por todas las prendas que estén dentro. Lo mejor que puedes hacer es airearlas hasta que toque poner una lavadora.

Sin embargo, el vinagre blanco también te servirá para neutralizar los olores de las toallas y actuará contra las bacterias que generan el mal olor. Consejo: para evitar posibles sustos, echa un vistazo a los posibles peligros del vinagre blanco antes de aplicárselos a tus prendas. ¡Te será de ayuda!

CUIDA BIEN DE TUS TOALLAS

Una vez eliminado el olor, debes mantener el aroma. El secado es indispensable para ello: tanto si usas una secadora como si tienes que tenderla, asegúrate que están completamente secas antes de guardarlas.

Si incluso huelen mal cuando las coges limpias, siempre estás a tiempo de usar aromatizantes para ropa guardada. Seguramente se ha acumulado humedad en algún armario. No te preocupes: en el mercado existen muchos productos antihumedad que pueden ayudarte a mantener los cajones secos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *