Cómo limpiar una plancha | Philips

Remedios caseros para limpiar la base de una plancha

 

1.  Agua con jabón: si tu plancha necesita solo una limpieza superficial, puedes frotarla suavemente con una esponja humedecida en agua con jabón. No utilices un estropajo de aluminio, esto dañaría la suela.

2. Pasta de dientes: si después de limpiar la base con agua y jabón no ha quedado limpia, puedes probar con pasta de dientes. Una vez seca la plancha, frótala con un paño de cocina, o un trapo usado, y una pizca de pasta de dientes. Quita los restos de pasta de dientes con un trapo o esponja húmeda.

3. Vinagre: puedes usar vinagre para eliminar manchas resistentes o residuos pegajosos de la plancha. Antes de empezar, protege cualquier superficie, ya que el vinagre puede dañar la madera o el granito. Sigue los siguientes pasos para limpiar la suela de una plancha con vinagre:

  1. En un cazo, mezcla sal y vinagre blanco a partes iguales.
  2. Calienta la mezcla ligeramente, pero sin que llegue a hervir.
  3. Moja una esponja en la mezcla caliente de sal y vinagre. Asegúrate de ponerte guantes de goma para proteger tus manos.
  4. Frota suavemente la suela de la plancha.

Aunque los métodos sobre cómo limpiar una plancha quemada y cómo limpiar una base pegajosa son en general muy parecidos, tal vez un método funcione mejor que otro para un problema determinado.

Sin embargo, la mejor solución para combatir las marcas de quemaduras es usar una solución efectiva para combatir la cal. Philips PerfectCare Elite Plus tiene incorporado un sistema Easy De-Calc Plus, el cual permite saber cuándo es el momento de eliminar los depósitos de cal. Además, su sensor inteligente DynamiQ garantiza que no ocurran quemaduras o arrugas en ningún tipo de tejido.

El vinagre Vinagre: puedes usar vinagre para eliminar manchas resistentes o residuos pegajosos de la plancha. Antes de empezar, protege cualquier superficie, ya que el vinagre puede dañar la madera o el granito. Sigue los siguientes pasos para limpiar la suela de una plancha con vinagre:En un cazo, mezcla sal y vinagre blanco a partes iguales.Calienta la mezcla ligeramente, pero sin que llegue a hervir.Moja una esponja en la mezcla caliente de sal y vinagre. Asegúrate de ponerte guantes de goma para proteger tus manos.Frota suavemente la suela de la plancha.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *