Te deseo lo suficiente: Imposible no llorar con esta hermosa historia

Este es el conmovedor y maravilloso mensaje de una madre a su querida hija: «Te deseo lo suficiente». Una situación real cuando una madre tuvo que despedirse de su hija y que nos regala a todos una gran lección sobre el amor y la vida.

Te deseo lo suficiente: una lección de amor y vida

Hace poco escuché a una madre que despedía a su hija en el aeropuerto, eran los últimos momentos juntas antes de que subiera al avión que ya había sido anunciado. Estaban junto a la puerta de seguridad y se abrazaron cuando la madre le dijo:




-«Te amo y te deseo lo suficiente».

La hija solo pudo responder: «Mamá, toda nuestra vida juntas es más que suficiente para mí, y tu amor es lo único que necesité. Te deseo lo suficiente yo también, mamá.» Entonces ellas se besaron y la hija se fue por el corredor a tomar su vuelo.

Por casualidad, la madre se acercó entonces a la banca donde yo estaba sentado, pero se quedó de pie. Yo podía ver que ella quería y necesitaba con desesperación poder llorar.

No quería entrometerme y quebrar su privacidad, pero entonces ella se giró hacia mí y me preguntó:

– ¿Alguna vez te tocó decirle adiós a alguien y saber que era una despedida para siempre?




Tristemente, yo sabía de lo que hablaba.

–  Sí – le contesté, pero la curiosidad me obligó a saber más –  Perdone la pregunta por preguntar, pero ¿por qué dice que es un adiós para siempre?

– Yo ya soy vieja y ella vivirá muy lejos. Tengo grandes retos delante y la verdad es que el próximo viaje que ella haga con seguridad será para mi funeral – me dijo.

Con un nudo en la garganta, le pregunté:

– Cuando se despidieron, le escuché decir «Te deseo lo suficiente». ¿Qué significa eso?

Entonces ella pareció dejar toda tristeza de lado y empezó a sonreír.

– Ese es un viejo «deseo» familiar que se ha pasado de generación en generación. Lo aprendí de mis padres, ellos solían decirlo a todo el mundo. – Se calló un momento y levantó la vista, como intentando recordar. Y su sonrisa se llenó aun más de luz.




– Es que cuando decimos «Te deseo suficiente», es que deseamos que la otra persona tenga una vida repleta sólo de las cosas suficientemente buenas para sostenerlas. Y mirándome a los ojos me reveló esa vieja tradición de su familia, recitándola desde el corazón:

«Te deseo el suficiente sol para mantener tu actitud radiante.

Te deseo también suficiente lluvia para poder apreciar más el sol.

Te deseo que tengas suficiente felicidad para mantener a tu espíritu vivo.

Te deseo suficiente dolor, para que veas el valor de las pequeñas alegrías de la vida y te parezcan mucho más grandes.




Te deseo la suficientes ganancias para poder satisfacer tus deseos.

Te deseo también la suficiente pérdida para apreciar el valor de todo lo que posees.

Te deseo los suficientes holas para ayudarte a seguir adelante y superar el último adiós. »




Ella comenzó a llorar y se alejó, sin embargo no perdió su sonrisa en el camino.

Escuché muchas veces decir que toma solo un minuto encontrar a una persona verdaderamente especial. Toma una hora para apreciarlos. Apenas un día para amarlos. Y toda una vida para olvidarlos.

– Autor: Bob Perks

Fuente: Vida lúcida

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *