Un sujeto identificado como Luis Enrique Meza Zavala, de 41 años, casi es linchado por la comunidad luego de que un padre furioso lo amarrara en un posta por intentar violar a su hija de 12 años en el distrito de Ventanilla, Perú.

El hombre recibió varios golpes por parte del padre de la víctima y los vecinos, quienes fueron testigos del acto lascivo por parte de Meza Zavala, quien fue detenido por la policía y llevado a la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) del distrito, publicó El Universal.

“Corté sus partes íntimas para darle una lección, no me arrepiento de lo que hice”: Madre corta los genitales a su novio en venganza por intentar violar a su hija de 14 años

Golpea y ata a un poste al joven que intentó violar a su hija de 12 años

Este jueves 25 de agosto, la menor de edad regresaba a su casa luego de dejar a sus hermanos menores en el colegio, cuando de pronto Meza Zavala, quien la venía siguiendo, la interceptó, la abrazó, la tocó indebidamente y quiso llevársela a la fuerza a una vivienda cercana.

Ante la situación, la niña gritó en varias oportunidades pidiendo auxilio y vecinos se percataron de lo ocurrido, luego avisaron a su padre, quien eufórico buscó al sujeto que había escapado y lo consiguió a tres cuadras del lugar, en un mercado.

“Venía persiguiéndola hasta cerca de mi casa. Ha querido violarla, si mi hija no pide auxilio, quién sabe si se la hubiese llevado”, enfatizaba el padre a la prensa local.

En un video difundido por los medios, el padre consternado le dice a los policías que tratan de calmarlo: “Lo puedo matar y lo puedo quemar. Lo iba a matar porque esta gente no puede estar circulando”.

Sin embargo, la policía no dejó que lastimaran al detenido y lo trasladaron a Dirincri, donde descubrieron que el sujeto tenía prontuario.

Otra madre de una menor denunció que Meza Zavala violó a su hija. “El que está detenido ahorita, golpeó a mi niña y la metió a un carro, llevándola sin rumbo, raptándomela prácticamente 12 horas, devolviéndomela a las 3:36 de la madrugada ya ultrajada, violentada, golpeada”, dijo consternada.

A pesar de que el detenido niega los cargos de los que se le acusan, los vecinos y los padres de las afectadas exigen a las autoridades que no dejan en libertad al sujeto, ya que “representa un peligro para la sociedad y sobre todo para los menores”. (I)

Te recomendamos estas noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *