La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

Hacienda exprime a la clase media para recaudar 113.000 millones en IRPF tras dejarla fuera de su bajada fiscal María Jesús Montero desea conseguir otra recaudación récord, una totalmente nueva cifra histórica de ingresos tributarios en 2023 tras la que, con todo estabilidad, se logrará en el presente año.

Y lo desea lograr exprimiendo a la clase media, que es el entorno social que en más grande medida aguanta el Impuesto sobre la Renta de los individuos Físicas (IRPF), y tras dejar a buena parte de estas alquilas medias fuera de su rebaja fiscal. Según los datos que presentó tras el Consejo de Ministros de ayer, la ministra de Hacienda prevé conseguir un total de 244.072 millones en ingresos tributarios, lo cual implica un aumento del 7%. Aquel dato porcentual se traduce en 18.710 millones de euros más, y poco menos de la mitad provendrá solamente del IRPF.

Van a ser, en específico, 8.000 millones extras por esta figura, con lo cual la recaudación por el impuesto sobre la alquilas sobrepasará sutilmente los 113.000 millones. Esta importante cifra se conseguirá, además, en pleno frenazo económico. El propio Regimen estima que el Producto Interior Bruto (PIB) avanzará un 2,1% el próximo año, cifra que la OCDE, no obstante, rebaja hasta el 1,5%. Y, aunque la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, defendió lo opuesto, el Banco española además ha avisado de que el ritmo de construcción de trabajo se está por igual frenando.

Lo cual seguirá golpeando con fuerza, sin embargo, va a ser la inflación, que tiene un peso bastante importante en el aumento que registrará el IRPF dadas las repetidas negativas de Hacienda a deflactar el impuesto.

Aquello, como explica el médico en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y Catedrático de Economía Aplicada en dicha misma universidad, José Félix Sanz Sanz, tiene un efecto «muy fuerte» en términos de recaudación. Ya lo está teniendo, por cierto, en las retenciones de este año, y lo va a tener el año que viene por aquellas mismas retenciones empero además por las liquidaciones anuales. «Hay una sección de salto de tramo, aunque es la menor, y hay otra parte importante de rémora fiscal. De sobrecarga, de retención en el IRPF por arriba de lo cual se debe.

Como contribuyente, devengas bastante más de lo cual deberías como resultado directa de no haber ajustado la tarifa», explica. Es la progresividad en gélido, extensamente tratada en la literatura económica, y sobre la que existe una postura bastante amplia: atajarla no implica descargar impuestos, sin embargo no realizarlo sí se traduce en un crecimiento encubierto.

De esta forma lo defienden, además del propio Sanz, economistas como Carlos Convento e Ignacio Zubiri, que fueron elegidos por nuestra Montero para la junta de profesionales que ideó la obra blanco sobre el que la ministra quería sustenta su reforma fiscal.

Empero la contestación de Hacienda constantemente fue la misma: no se iba a crear ningún tipo de ajuste, por más que el PP lo pidiera (o justamente por ello), y únicamente la presión de las sociedades gobernadas por el propio PSOE obligó al Regimen a anunciar la rebaja en el IRPF a las alquilas más bajas que adelantó El planeta.

Sin embargo, y Montero lo recalcó evidentemente, en ningún instante tenía que ver con una deflactación. En su argumento, Hacienda constantemente apuntaba que ajustar la tarifa, aunque fuese en sus tramos más bajos, beneficiaba además a las alquilas más altas.

Y por el camino, el Regimen abandonó de lado a aquellas alquilas medias-altas y medias. Fuerte subida del Impuesto al Valor Agregado El Impuesto al Valor Agregado además crecerá con fuerza: llegará a 86.000 millones, lo cual implica un aumento de bastante más de 4.700 millones frente al dato de cierre anhelado para este año. Al igual que en el IRPF, la buena marcha de esta figura además esta de forma directa relacionada con la inflación.

Nuestra Agencia Tributaria lo reconoce, apuntándolo de manera clara en sus informes mensuales de recaudación. «El aumento de las ganancias siguió siendo profundo en agosto», muestra en su último archivo, «tanto por la optimización del consumo como por el incremento continuado de los precios».

El año que viene, con dicha moderación económica, la inflación se antoja importante en las cifras proyectadas. Comunidades, por su lado, llegará a 28.500 millones, lo cual representa un sensible aumento del 7% aunque aún en niveles bastante lejanos a los máximos que alcanzó a lo largo de la burbuja inmobiliaria.

Los Impuestos Especiales aportarán 22.000 millones (un 8% más que en el presente ejercicio), y lo demás de las ganancias tributarios van a ser los causantes de los 12.700 millones finales.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *