Descripción general de los cálculos renales:

La definición médica de cálculos renales sugiere que los cálculos renales son masas duras de sales y minerales que se acumulan en los riñones. Nuestros riñones filtran los desechos tóxicos del cuerpo a través de la orina. Sin embargo, si un individuo tiene un bajo consumo de líquidos, los desechos tóxicos se acumulan entre sí en los riñones y el tracto urinario inferior, obstruyendo el flujo de orina. El resultado de tal congestión es un dolor inmenso, náuseas, fiebre y otros síntomas que se discuten más adelante en el blog. El tamaño de los cálculos renales puede ser tan pequeño como un grano de arena o lo suficientemente grande como para parecerse a una pelota de golf. La prolongación del tratamiento de cálculos renales puede causar complicaciones graves, incluida la insuficiencia renal. Permítanos profundizar para comprender los diferentes aspectos de los cálculos renales y cómo puede tratarlos de manera efectiva.

¿Qué son los cálculos renales?

Tipos de cálculos renales:

Si bien los cálculos renales son bastante comunes en hombres de mediana edad, pueden ocurrirle a cualquier persona a cualquier edad. Los cálculos renales generalmente se clasifican en cuatro tipos según la composición de los cálculos.

  • Cálculos de calcio
  • Piedras de estruvita
  • Cálculos de cistina
  • Cálculos de ácido úrico

El tipo más común de cálculos renales son los cálculos de calcio, que constituyen aproximadamente el 80% de los casos de todos los cálculos renales, seguidos de cálculos de estruvita (10-15%), cálculos de ácido úrico (5-10%) y cálculos de cistina (menos del 1%).

¿Qué causa los cálculos renales?

Los cálculos renales pueden ocurrir como resultado de la herencia, lo que significa que si se ejecuta en su familia, es probable que usted también lo tenga. Sin embargo, hay otros factores que contribuyen directa o indirectamente a la formación de cálculos. Los cuatro tipos diferentes de cálculos se forman debido al aumento de la concentración de minerales como oxalato, fosfato, cistina, xantina, etc. Las posibles causas de cálculos renales son:

  • Obesidad
  • Deshidratación
  • Alto consumo de proteína animal
  • Aumento de la concentración de ácido úrico en el cuerpo
  • Alto consumo de suplementos de calcio
  • Antecedentes de cirugía de bypass gástrico o cirugía intestinal
  • Alta cantidad de sal o ingesta de azúcar
  • Enfermedades digestivas
  • Acidosis tubular renal
  • Infecciones urinarias frecuentes

Ciertos alimentos pueden aumentar la concentración de sales y minerales que deben evitarse. Identificar el tipo de cálculo puede ayudar a prevenir la enfermedad y si el individuo tiene antecedentes de cálculos renales, evitar ciertas restricciones dietéticas puede disminuir las posibilidades de recurrencia. Aquí hay algunos alimentos que pueden aumentar el riesgo de formación de cálculos renales.

Tipo de cálculos renalesAlimentos que pueden aumentar el riesgo de cálculos renales
Cálculos de oxalatoPapas y ñame, ruibarbo, semillas y nueces, salvado de trigo, soja, tofu, grosellas, ensalada de frutas enlatadas, frambuesas, uvas concord, espinacas, remolachas, acelgas, puerros, calabaza de verano, batatas, calabaza, berenjena, chocolate, cacao, té, café, sémola, nueces.
Cálculos de ácido úricoAlcohol, Anchoas, Espárragos, Horneado o levadura de cerveza, Coliflor, Consomé, Salsa, Arenque, Legumbres (frijoles y guisantes secos), Champiñones, Aceites, Vísceras (hígado, riñón y mollejas), Sardinas, Espinacas.
Cálculos de cistinaAlcohol, Exceso de sal, Papas fritas, Alimentos fritos, Sándwiches, Sopa enlatada, Papas fritas, Comidas envasadas, Alimentos procesados.

Leer más: Alimentos a evitar con cálculos renales

Signos y síntomas de cálculos renales:

Los cálculos renales o cálculos renales varían en tamaño, forma y composición. Por lo tanto, algunos cálculos renales pueden ser silenciosos y causar dolor leve o nulo. Sin embargo, si el tamaño de la piedra es significativamente grande para causar obstrucción en el pasaje ureteral natural, puede experimentar los siguientes síntomas durante los cálculos renales:

  • Dolor agudo en la parte inferior del abdomen o en el área del flanco
  • Dolor al orinar
  • Sangre al orinar
  • Náuseas
  • Fiebre y escalofríos
  • Orina turbia
  • Orina maloliente
  • Orina de color rosa, rojo o marrón
  • Necesidad frecuente de orinar

Leer más: Signos y síntomas de cálculos renales

Signos y síntomas de cálculos renales

¿Cómo se diagnostican los cálculos renales?

Los cálculos renales se pueden diagnosticar en función de la gravedad de los síntomas y la intensidad del dolor. El urólogo puede recomendar varias pruebas de diagnóstico para determinar la ubicación, la forma, el número, el tamaño y, a veces, la composición de los cálculos. Las pruebas de diagnóstico allanan el camino para un análisis preciso de los cálculos renales para que el urólogo pueda proceder con el mejor curso de tratamiento. Algunas de las pruebas de diagnóstico para cálculos renales incluyen:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes: Incluye radiografías abdominales, ultrasonido, resonancia magnética y tomografías computarizadas.
  • Análisis de sangre – Examinar el contenido de calcio, fósforo, ácido úrico y electrolitos.
  • Nitrógeno ureico en sangre (BUN) y creatinina – Para determinar cualquier funcionamiento anormal de los riñones.
  • Urinálisis– Para evaluar el contenido de la orina e indicar cualquier bacteria, sangre, etc.
Pruebas de diagnóstico de cálculos renales

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para los cálculos renales?

El tratamiento para los cálculos renales generalmente se basa en el tamaño y la ubicación de los cálculos en diferentes partes del sistema urinario. Algunas piedras pueden ser silenciosas, lo que significa que generalmente no causan mucho dolor. Los urólogos generalmente recomiendan beber suficiente líquido junto con medicamentos que pueden ayudar a eliminar las piedras sin causar mucho dolor. Algunos urólogos pueden sugerir tratamiento con láser o litotricia para cálculos difíciles que generalmente son inmunes a los medicamentos.

El tratamiento de cálculos renales es una combinación de procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos en los que el tratamiento anterior se realiza para el tamaño de cálculos de menos de 4-5 mm. Algunos de los tratamientos no quirúrgicos para cálculos renales incluyen medicamentos de venta libre como ibuprofeno, acetaminofén o naproxeno. Estos medicamentos ayudan a reducir el dolor hasta que las piedras se eliminan completamente del cuerpo. Los urólogos también recetan bloqueadores alfa como tamsulosina y una combinación de dutasterida y tamsulosina que ayuda a relajar los músculos del uréter para que los fragmentos de cálculos puedan salir del cuerpo sin causar mucho dolor.

Si bien los métodos no quirúrgicos pueden ayudar a controlar los síntomas de los cálculos renales y aliviar el dolor, generalmente no se consideran los métodos más eficientes de tratamiento de cálculos renales. Los cálculos renales mayores de 5 mm generalmente requieren intervención quirúrgica, ya que puede llegar a ser extremadamente doloroso expulsar los cálculos de forma natural.

Las diferentes opciones de tratamiento quirúrgico para la eliminación de cálculos renales incluyen procedimientos de litotricia por ondas de choque, cirugías ureteroscópicas y cirugía mínimamente invasiva o nefrolitotricia percutánea.

  • Litotricia extracorpórea por ondas de choque (ESWL): los urólogos generalmente recomiendan un procedimiento de litotricia por ondas de choque para eliminar cálculos que miden alrededor de 5 mm a 8 mm. Es un tratamiento no invasivo que produce ondas sonoras externas para romper las piedras en fragmentos más pequeños. El procedimiento no causa dolor y rara vez requiere anestesia dependiendo de la condición. El paciente se mantiene en una bañera llena de agua que actúa como un medio entre la máquina y los tejidos del abdomen. Sin embargo, este procedimiento puede requerir más de una sesión para romper completamente las piedras y eliminarlas del cuerpo. Esta es también la razón por la cual este procedimiento generalmente no se recomienda, ya que puede dañar los riñones y los tejidos circundantes.
Tratamiento ESWL
  • Cirugía intrarrenal retrógrada (RIRS): este método de tratamiento se usa para tratar cálculos renales de tamaño de 7 mm a 14 mm. El médico utiliza un endoscopio flexible que se inserta en el pasaje natural de la vejiga urinaria. Este ureteroscopio se mueve hasta el sistema del tracto urinario para localizar la piedra. El procedimiento es completamente indoloro y se realiza bajo la influencia de anestesia local o general. Una vez que el cirujano determina la ubicación de las piedras, se utiliza una sonda láser para aplastar las piedras. En el caso de cálculos grandes, el cirujano puede usar pequeños fórceps para eliminarlos en su forma intacta. Los stents DJ se pueden usar para agrandar el paso del uréter para el movimiento suave de las piedras. Los stents se retiran una vez que las piedras se eliminan completamente del cuerpo.
Procedimiento de cirugía RIRS
  • Litotricia ureteroscópica (URSL): la litotricia ureteroscópica también utiliza un ureteroscopio delgado y flexible que se conecta a la cámara y al láser en el otro extremo. El médico utiliza el endoscopio para localizar y romper las piedras. La URSL es una opción quirúrgica eficaz para cálculos de 7 mm a 12 mm de tamaño. El procedimiento no es invasivo y es completamente indoloro ya que el paciente se administra con anestesia local o general. El urólogo puede insertar stents ureterales para facilitar el movimiento de los cálculos a medida que se eliminan del cuerpo a través de la orina.
Litotricia ureteroscópica
  • Nefrolitotricia percutánea (LPPC): la LPCNP es una cirugía mínimamente invasiva que se realiza para tratar cálculos renales de tamaño superior a 14 mm. Se trata de pequeñas incisiones cerca del área del flanco para insertar el nefroscopio mientras el paciente está bajo anestesia general. Luego, el cirujano usa el endoscopio para localizar y extraer las piedras. Si la piedra se extrae en su estado intacto, se llama nefrolitotomía, y si la piedra se rompe en fragmentos más pequeños, se denomina nefrolitotricia.
Cirugía PCNL

Read More: Laser Treatment for Kidney Stones

Prevention of Kidney Stones :

A combination of diet and lifestyle changes, as well as some medications, may help to prevent the formation of kidney stones. Lifestyle changes that can decrease the risk of developing a kidney stone include:

  • Staying hydrated – Dehydration is one of the most common causes of kidney stones. Therefore, encouraging fluid intake can decrease the risk of the formation of kidney stones. Since kidney stones are formed due to low fluid concentration in the urine, it is highly recommended you drink at least 8-10 glasses of water daily. Staying hydrated and consuming adequate water will ensure a good volume of urine that can also flush out small stones from the body. 
  • Avoid excessive sodium intake– A high-sodium diet can trigger the formation of kidney stones due to increased calcium content in the urine. Urologists recommend limiting sodium consumption to 2,000 mg (almost half a tablespoon) in a day. However, if you have had calcium stones in the past, sodium intake must be reduced to 1,500 mg daily. 
  • Consume less oxalate-rich foods – Oxalate stones make up for a majority of kidney stones cases. Consuming an oxalate-rich diet encourages the minerals to lumps with the calcium to form calcium stones. People often consider beer as a viable option to flush out stones. Drinking beer stimulates urine which can be helpful in flushing out small stones from the body. However, beer contains high calories and is also rich in oxalate. Therefore, consuming too much beer can increase the risk of oxalate stone and make you fat. 
  • Avoid calcium-rich supplements – Calcium stones are the most common type of kidney stones that contribute to about 80% of all cases. A belief that avoiding calcium can prevent the formation of calcium stones is now frowned upon. Taking excessive calcium supplements rather than natural calcium can make your body more prone to kidney stones. Therefore, urologists advise limiting calcium supplements.
  • Consume less animal protein – Kidney stones are also associated with excess consumption of animal protein that increases the uric acid content in the body. Uric acid is responsible for the formation of uric acid and some oxalate stones. An excess intake of animal protein decreases citrate levels. Low citrate levels increase the risk of developing stones.
  • Consume citrus fruits – Citrous fruits prevent kidney stones by increasing the amount of citrate in the body. Adding lemon or lime juice to the water can also be a great remedy against kidney stones. Citrate neutralizes the uric acid in urine also prevents the formation of calcium stones. Consume citrus fruits such as lemons, oranges, fresh lime, grapefruits, etc. to reduce the risk of kidney stones. 
Cómo prevenir los cálculos renales

Punto clave:

El cálculo renal es una afección común que prevalece en el 15% de la población india. La mayoría de las piedras generalmente pasan por sí solas de forma natural sin causar mucho dolor. Sin embargo, si el tamaño de la piedra es grande, los urólogos recomiendan una intervención quirúrgica. Los procedimientos modernos para la eliminación de cálculos renales aprovechan los últimos equipos médicos y la tecnología láser que ofrecen una recuperación rápida y complicaciones mínimas.

Además, también es importante mantenerse hidratado, seguir las pautas dietéticas y mantenerse en contacto con su urólogo para garantizar una recuperación sin problemas después del procedimiento. Si desea obtener más información sobre el tratamiento de cálculos renales, comuníquese con Pristyn Care para reservar una cita con algunos de los mejores especialistas en cálculos renales cerca de usted para su tratamiento rentable.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *